Alan Wake o cómo despertar a la realidad

no comment

Después de varias horas sin parar jugando al Alan Wake en la xBox, uno llega a pensar que su vida es un oscuro camino que debe recorrer bajo la luz de una linterna hasta despertar de la pesadilla que es la vida.

Que los sueños son películas narradas en tercera persona con cuervos sobrevolando cielos tenebrosos mientras huyes por bosques umbríos recogiendo las páginas de una novela que un loco escribió en su día y, como quiso hacer Sartre, fue destruida ante la salvajada que había creado [sic-escrito sin tener idea de la historia; dudo que sea así]

Llegados a este punto recuerdo la excelencia que nos brindó Stephen King cuando comparó el acto de escribir a hacer de vientre, algo especialmente complicado cuando los desechos toman conciencia de su propia existencia y no desean ver la luz del día

Pero ¿como reconocer la Realidad?

Nuestra vida… ¿es real cuando soñanos, o nuestros sueños nos poseen cuando estamos despiertos, trabajamos, comemos, hacemos el amor y nos emborrachamos?

¿Cómo vivir, si todo lo que sentimos son reflejos de lo que podríamos ser?

Leave a Reply