Recordando a Van Gogh

no comment

Pese a no hallarse expresamente relacionados, élane se encuentra en la obligación de rendir un pequeño homenaje a uno de los artistas más admirados (por su tortuosidad y goticismo) del siglo XIX.

A caballo entre su reclusión en el sanatorio mental de Saint-Rémy-de-Provence y sus escasos momentos de extrema lucided, un año antes de poner fin a su vida nació La noche estrellada (De sterrennacht). Vincent van Gogh lo pintó con la luz diurna reflejándose en sus ojos, materializando sobre el lienzo la tremebunda huella que aquellas vistas nocturnas desde su habitación grabaron noche tras noche en su torturada alma.

La noche estrellada, de Van Gogh

Tomada de Wikipedia España

Este apocalíptico cuadro, donde las fuerzas cósmicas oprimen los dominios humanos demostrando así nuestra ínfima existencia, quizá represente una reminiscencia del Romanticismo ya casi relegado por el Expresionismo al olvido. Y prácticamente significaba una antesala (puede que el desproporcionado ciprés tenga parte de culpa) que anunciaba el final de una existencia, de un furor, que muchos han temido (y a veces envidiado) en ciertas etapas de su vida.

Con este background … en la noche es†rellada … tiene un largo camino por recorrer antes de aspirar siquiera a poder interpretar y saber expresar algunos de los matices que semejante obra plasma en nuestros corazones.

Leave a Reply